Categoría: Nutricion

Como quemar grasas del abdomen con un plan de descenso de peso

Alimentos quema grasas abdominal

Una dieta quema grasas abdominal es el complemento efectivo a tu rutina de ejercicio físico, pues a fin de lograr un vientre plano necesitas indiscutiblemente esta combinación.
No se trata de indicarte día por día un plato de comida específico con cierta cantidad de calorías sino de plantearte la necesidad de incorporar o aumentar la ingesta de alimentos que ayudan a quemar grasa, ya sea porque son ricos en fibra o en proteínas. Por lo cual te ayudarán a evitar el apetito y además como lo debes saber, las fibras ayudan al tránsito intestinal eliminando toxinas.

En este sentido las nueces y todos los frutos secos cumplen esta función del mismo modo que la harina de avena. En cuanto a los frutos secos no puedes excederte en su ingesta porque al ser altos en calorías no lograrás tu objetivo. Entonces la idea es que los incorpores en tu dieta sin excederte, ya que por otra parte son una alta fuente de ácidos grasos esenciales.
Tal vez pienses que la proteína en polvo es un complemento exclusivo para el entrenamiento muscular específico, pero si tu intensión es la de quemar grasa y a su vez definir los abdominales puedes incorporar a tu dieta la proteína en polvo agregándola a un licuado o un batido.
Los huevos son un alimento alto en proteínas, incorpóralos en tu dieta sobre todo durante el desayuno para comenzar el día metabolizando la grasa.
Así como hablamos de los frutos secos agrega el aceite de oliva y el pescado, son alimentos ricos en ácidos grasos esenciales infaltable en todo plan de alimentación saludable y orientado a reducir las grasa en el abdomen.

Salvo que únicamente tengas una acumulación de grasa abdominal y seas delgada, por lo general la mayoría de las personas necesitan un descenso general del peso corporal para comenzar a quemar esa grasa conflictiva. No es posible indicarle al cuerpo que se dedique a reducir la grasa de una determinada parte del cuerpo. De hecho este tipo de grasa es la más difícil de quitar, muchas veces por una cuestión genética. Así como la mujer genéticamente acumula grasa en las caderas, el hombre hace lo mismo pero en el abdomen. En el caso de las mujeres esa grasa en las caderas significa una reserva necesaria para los futuros embarazos. Pero con el tiempo y los cambios hormonales, ellas también comienzan con la acumulación de grasa abdominal. Mas allá de la estética, que por cierto es válido, la grasa abdominal conlleva riesgos de salud. Una mujer con un perímetro de cintura mayor a lo 80 centímetros se encuentra al límite de padecer enfermedades cardiovasculares. Entonces si estás advirtiendo un crecimiento inadecuado de tu abdomen y eres mujer comienza con un plan de descenso de peso orientado a quemar grasa del abdomen. La motivación es fundamental para que puedas iniciar cambios en tus hábitos de vida. Si adquieres hábitos, todo lo que comenzó como una obligación pronto se habrá convertido en algo divertido y agradable, sobre todo cuando comiences a advertir buenos resultados.

Habrás escuchado y leído sobre la necesidad de hacer dieta. Dieta hacemos todos, pues es comer, pero entonces tenemos que referirnos a hacer un plan de alimentación que te permita adelgazar porque las calorías que vas a ingerir podrán ser quemadas con tu actividad física.
Entonces deberás cuidar la alimentación. Oriéntate a los alimentos naturales, frutas y verduras es lo más adecuado, porque estarás incorporando fibras para facilitar el tránsito intestinal y eliminarás toxinas. Bebe agua para mantenerte hidratada por dentro. Bebe a sorbos durante el día. No es necesario que consumas dos litros de agua en un solo momento, puedes repartirlos a lo largo del día. Lleva contigo una botella de agua donde vayas y bebe.
No existe un plan para adelgazar si no incorporas el ejercicio físico, pero como tu objetivo es el de quemar grasas abdomen, entonces como ejercicio más efectivo dedícate a los aeróbicos. Muévete, camina todo lo que puedas. Intenta caminar media hora todos los días. Cambia tus hábitos dejando los medios de locomoción, sube y baja escaleras, deja el elevador. Las comodidades y la modernidad nos han vuelto sedentarios.

PROPIEDADES DE LAS NUECES : IDEALES PARA MANTENER UN VIENTRE PLANO

Una de las pricipales propiedades de las nueces…

nueces

El rico fruto seco

…es su gran contenido de grasa “buena”, que no sólo nos sacia y evita los ataques de hambre sino que también tiene la capacidad de reducir el volumen abdominal.

La recolección de las nueces en España se lleva a cabo en los meses de verano, aunque por la protección que ofrece su cáscara, estas llegan muy bien al invierno. Son altamente energéticas por lo que resultan ideales para consumir en esta época del año. Pero además… ¿a quién le apetece una nuez en verano? Bien, bromas a parte, todo el mundo sabe que entre las propiedades de las nueces está la de contener una gran cantidad de omega 3, resultando ideales para proteger nuestro corazón y sistema coronario en general, con otras palabras: las nueces son buenas para el colesterol. Pero no queda ahí la cosa, otra de las propiedades del fruto seco es su gran cantidad de antioxidantes, que previenen hasta siete tipos de cancer.

Pero a las buenas propiedades de las nueces se ha añadido recientemente otra realmente impresionante: Según un reciente estudio de  la Universidad de Barcelona, el Instituto Carlos III y la Universidad Rovira i Virgili, la ingesta de unos 30gr de nueces durante 12 semanas ha mejorado la cantidad de serotonina (saciante), reducido el colesterol y el azucar en sangre y ha conseguido la reducción de grasa abdominal tanto en hombres como mujeres.

Así que a partir de ahora habrá que tener nueces en casa. Claro que, dadas sus propiedades calóricas, las comeremos con moderación… unas 6 al día equivalen a los treinta gramos de los que habla el estudio.

Puedes ponerlas en la ensalada. Las nueces contienen muchas proteinas y cero grasas saturadas, por lo que son ideales para combinar con todo tipo de verduras y en las ensaladas. También puedes hornearlas (después de peladas, claro) y verás que ricas están con manzanas. O simplemente crudas en un yogur desnatado. En la red encontrarás muchisímas recetas de nueces.

Y tú… ¿Cómo te comes las nueces? ¿Conocías ya esta propiedad? Coméntanos todo lo que quieras. Ah y no olvides compartir en tus redes sociales este artículo si te ha parecido interesante. Como siempre, muchas gracias.

DIETA PARA EL OTOÑO

Acaba de pasar el verano, esa época del año en la que tanto nos gusta cometer excesos. Ahora, aprovecharemos hasta navidad para intentar enmendar lo que hemos hecho. Tendremos que quitarnos esos gramos de más y volver a lucir ese vientre plano que conseguimos antes del pasado verano. Deberemos pensar en una dieta rica, saludable y equilibrada que nos haga llegar al objetivo fijado, pero sin que se produzca un efecto rebote, que nos a lleve al principio.

Buscar la mejor dieta para adelgazar en otoño

Si nos ponemos a buscar, podemos volvernos locas entre un sin fin de dietas que prometen el oro y el moro, y que parece que por arte de magia y sin ningún esfuerzo van a hacer perder la grasa sobrante. Debemos ser cautas, y no lanzarnos a lo primero que encontremos por ahí. Tampoco debemos obsesionarnos, vamos a usar la cabeza con objetividad y es conveniente perder un poco de tiempo en buscar una dieta o plan que se adapte bien a nuestras necesidades, sin olvidar el verdadero objetivo, volver a nuestro peso y nuestra figura con una dieta saludable.

Las dietas express no son buenas aliadas, ya que pueden hacernos perder el tiempo y nuestra salud: carencias nutricionales, anemia y otros futuros problemas. Hay que adelgazar de manera sana y equilibrada. No pienses en bajar más de un kilo por semana porque no es una forma adecuada  para la salud, que además puede conllevar el efecto rebote comentado.

Puedes consultar con un experto nutricionista que te guíe por el buen camino de una dieta para otoño. Tener a un experto a tu lado, que te lleve por el buen camino y con buen paso es una ayuda extra, para cuando te falte constancia y fuerza de voluntad. Si por el contrario, optas por hacerlo por tu cuenta estudia bien todas las posibilidades y elige la mejor. En Internet tienes muchas webs especializadas en las que encontrarás consejos y comentarios de otras mujeres que están en tu misma situación. Podréis compartir los momentos de debilidad y los de felicidad por ver que el objetivo se está consiguiendo.

Te proponemos una dieta básica que te ayudará para tu objetivo marcado.

Dieta sana y equilibrada para el otoño

La opción correcta es siempre comer alimentos de temporada, intenta buscarlos en tu supermercado, pero no hay problema en usar otros, no hay que volverse paranoica en esto.

Desayuno

Toma café con leche desnatada o té. Una fruta, puede ser un caqui, higo o kiwi. Combina estas opciones con un yogur desnatado con un chorro de miel.

A medio día

Una pieza de fruta es la mejor opción. Si un día no te apetece el yogur, un quesito desnatado o unas galletas integrales también valen.

Almuerzo o comida

Con el frío las sopas y cremas calientes te harán entrar en calor. Legumbres y toda comida de “cuchara” son las adecuadas. Y como plato fuerte combina carnes blancas y pescados, si pueden ser a la plancha mucho mejor.

La merienda

Podemos repetir las opciones del desayuno, combinando para no repetir. Podemos incluir un sándwich vegetal.

Por ultimo la cena

Siempre hay que cenar ligero, ya que lo que comamos no lo vamos a quemar durante la noche. Proteína es la opción: pechuga de pavo o pollo y alguna verdura, nos saciarán sin llenarnos la tripa en exceso. Podemos terminar con una infusión calentita que nos ayudará a conciliar el sueño.